Manejo del estrés

Cursos control y manejo del estrés laboral en Madrid

Ayudamos a que cada persona identifique cuáles son las causas que están propiciando sus respuestas de estrés y a qué niveles se están manifestando esas respuestas, para de este modo enfrentar la sintomatología elaborando un programa a medida, que incluirá la metodología más adecuada, ya que:

  • No todo el mundo reacciona con estrés ante la mismas causas

  • No en todo el mundo se desencadenan los mismos síntomas

  • No a todo el mundo le valen las mismas técnicas

Exploraremos cuales son sus estresores y elaboraremos un programa de aprendizaje y práctica que le va a permitir observarlos y manejarlos desde una perspectiva distinta, desde una posición en la que uno no se siente amenazado, y por tanto, no se desata la reacción indeseable. Aprenderá a aislarse mentalmente durante unos minutos al día a un espacio “blindado” desde el que retomar la calma y pensar con claridad.

Desde la calma tendrá a su disposición todas sus capacidades y recursos para poder hacer frente a esos estresores.

El programa se diseña y se lleva a cabo a medida con sesiones periódicas durante un plazo de tiempo  variable en función de la persona , de forma que se asegure y mantenga el objetivo general de conseguir estabilidad y resistencia frente al estrés.

Este programa se puede esquematizar en 6 fases

  1. Identificar el estado  en el que se está

manejo del estres paso1 identificar el estadoA veces no somos conscientes de estar viviendo en estado de ansiedad porque generalmente no es un estado en el que nos instalamos de un día para otro, sino una forma de estar a la que nos vamos acostumbrando paulatinamente, y por tanto no solemos entender este estado como un proceso o una perturbación pasajera, sino que lo identificamos como la propia vida.

Por lo tanto, lo primero que necesitamos es tomar conciencia de que éste no es un estado natural, sino que lo natural es estar bien.

  1. Neutralizar este estado a través del aprendizaje y  práctica de la técnica adecuada

Un vez identificado este estado podemos empezar a trabajar para neutralizarlo.

En esta fase, lo importante es rebajar los niveles de activación, y aprender a hacerlo a demanda, y esto se consigue mediante nuestra metodología de entrenamiento,  Auto Relajación Consciente.

La relajación física va a favorecer la calma mental y de la misma manera, cuando serenamos la mente, el cuerpo se relaja. Es un camino de ida y vuelta que aprendemos a transitar creando el hábito de dedicar unos minutos al día al autocuidado.

  1. Identificar cuales son nuestros estresores principales.

manejo del estres paso3 identificar estresoresUna vez que tenemos las herramientas para sobreponernos a este estado generalizado, nos va a ser más fácil identificar cuáles son concretamente los elementos o circunstancias que activan nuestra respuesta de estrés exagerada.

  1. Entender nuestros mecanismos internos.

Identificando los estresores podemos entender las rutas de pensamiento que se generan y que hacen que convirtamos esas circunstancias externas en problemas internos como:

  • reacciones físicas (contracturas, problemas digestivos, migrañas, etc.)

  • malestar emocional (cambios de humor, episodios de tristeza, de angustia, irritabilidad, etc.) o

  • dificultades a nivel mental (falta de concentración, confusión mental, bloqueo, incapacidad para desempeñar labores que en otro momento hemos sido capaces, etc.)

  1. Aprender a generar rutas alternativas.

manejo del estres paso5 crear nuevas rutasCuando hemos entendido qué líneas de pensamiento nos llevan al estrés, es más fácil encontrar rutas alternativas para procesar las circunstancias que no resulten perjudiciales para nuestra salud.

  1. Establecer nuevos objetivos.

manejo del estres paso6 florecerEs el momento de crecer. Desde el estado natural de la persona, en el que somos capaces de disfrutar lo bueno de la vida y también de aceptar lo que no lo es, como parte indisoluble de ésta, podemos permitirnos sacar todo nuestro potencial, la parte más brillante de cada uno, que solo aflora cuando estamos en paz con nosotros mismos.